Odoo • Imagen y texto

Los días se alargaron y comienza a sentirse el calor en el ambiente, los aromas florales y las consabidas alergias.

Las pieles sensibles sufren el impacto de la llegada de la primavera y, a veces, se hace imposible controlar el enrojecimiento y la picazón. Las alergias se producen durante el periodo de polinización, es decir, cuando las abejas ayudan a transportar el polen de una flor a otra o por sustancias secretadas por las hojas.

Aparte del plátano oriental y los encinos, uno de los árboles que más produce elementos alérgenos es el hermoso aromo. Sus flores amarillas son una verdadera lluvia de polen.

A ello se suma la incidencia del sol, que puede producir reacciones cutáneas que aparecen como urticaria y granitos en las zonas expuestas.

Pero no todo está perdido. Hay unos trucos que te ayudaran a soportar mejor la etapa de  sol y floración.

-          Exponerse al sol de forma gradual y siempre con protector solar de factor 50 o más.

-          Seguir una dieta rica en antioxidantes e incluir suplementos del complejo B

-          Evitar ropa de telas sintéticas y preferir  prendas transpirables si vas a hacer deportes.

-          Se aconseja un cuidado más intenso de la piel con limpieza, exfoliación e hidratación, de preferencia con productos que contengan ingredientes naturales e hipoalergénicos.

-          Evitar salir los días que hay exceso de polen en el aire.

En Emporio Natural tenemos una crema hipoalergénica elaborada con manzanilla y caléndula, que actúan juntas desinflamando, aliviando  y relajando  las pieles delicadas y sensibles. Pero también contamos con “Flores para las Emociones-Alergia", crema terapéutica con Flores de Bach para tratamiento de somatización de alergia cutánea, urticaria, picaduras, dermatitis de contacto.
Por último, una recomendación para quienes gusten de los jabones naturales, el mejor para pieles sensibles está hecho con avena. Contamos con el formato tradicional de jabón en barra y nuestro muy especial saquito de avena, una bolsita de tela compostable que se humedece y se usa como exfoliante suave. Es muy delicado con la piel, dejándola suave gracias a la acción del jabón y la leche de avena que se desprende al entrar en contacto con el agua. ¡No dejes de probarlo!