Agua de Las Carmelitas, Agua del Carmen o Agua Carmelitana

Gotas de calma

Odoo • Imagen y texto

Encontrar la paz interior se ha puesto difícil pero no imposible. Pero no por eso vamos a bajar los brazos, y con todo el ánimo que se requiere, vamos a encontrarnos con nosotros mismos.

Una forma de hacerlo es a través de la meditación, otra es la creación de ambientes armónicos a través de la aromaterapia. Pero hoy queremos contarles de otra opción muy antigua pero no por eso menos efectiva: el agua de las Carmelitas.

También conocida como alcohol de melisa, se caracteriza por su composición de hierbas aromáticas y desde siempre se le atribuyen propiedades hipnóticas y anestésicas. Tradicionalmente se usaba contra los ataques de nervios o alteraciones físicas (problemas estomacales, palpitaciones) y síquicas (melancolía, mal humor).

Cuenta la tradición que desde 1610 la usaban los monjes de la comunidad de Carmelitas Descalzas. Ellos preparaban una receta para aliviar los malestares que denominaban “del alma”. Su receta a base de aguardiente, melisa y otras hierbas se solía preparar en casa o en boticas. Pero fue en 1910 cuando un comerciante de Tarragona, Martín Manuel Reig, comenzó a fabricar este destilado en grandes cantidades. Registró la marca que se haría famosa bajo el título de «Agua del Carmen de los Carmelitas Descalzas elaborado según la antiquísima fórmula de su Orden».

En la actualidad se sigue usando como un potente tranquilizante natural, pues calma la angustia, ansiedad y nerviosismo, alivia estados nerviosos, estrés, insomnio, malestares gástricos y dispepsias nerviosas.

Es importante no usarla por más de 10 días seguidos, ni administrarla a menores de 12 años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

¿Te animas a prepararla en casa?  Aquí te compartimos su receta:

Ingredientes.

20 hojas de Melisa frescas o 30 hojas si es seca

250 cc de Aguardiente

1 limón (sólo la piel)

Ralladura de media nuez moscada

10 semillas de culantro o 2 cucharadas de cilantro picado

2 ramitas de canela

5 clavos de olor

Incorporar todos los ingredientes en un frasco y dejar macerar por una semana. Colar y envasar en un frasco, ideal con gotario. Dosis 15 gotas en un vaso de agua tibia de una a cuatro veces al día. Si la vas a tomar para la noche, una hora antes de dormir.